AdSense

ITSc3

  • Published on Monday, 23 January 2017 20:51
  • Hits: 264

4.         ¿Qué son las doctrinas? En este libro la palabra doctrina se entenderá de la siguiente manera: Una doctrina es lo que la Biblia como un todo nos enseña hoy sobre un tema en particular. Esta definición se relaciona directamente con nuestra definición anterior de teología sistemática, puesto que muestra que una doctrina es simplemente el resultado del proceso de hacer teología sistemática respecto a algún tema en particular.

Entendidas de esta manera, las doctrinas pueden ser muy amplias o muy limitadas. Podemos hablar de «la doctrina de Dios» como una categoría doctrinal principal, incluyendo un sumario de todo lo que la Biblia nos enseña hoy respecto a Dios. Tal doctrina sería excepcional- mente grande. Por otro lado, también podemos hablar más limitadamente de la doctrina de la eternidad de Dios, la doctrina de la Trinidad o la doctrina de la justicia de Dios.

El libro se divide en siete secciones principales de acuerdo a las siete doctrinas o aspectos principales de estudio:

 

Parte 1:           La doctrina de la Palabra de Dios

Parte 2:           La doctrina de Dios

Parte 3:           La doctrina del hombre

Parte 4:           La doctrina de Cristo

Parte 5:           La doctrina de la aplicación de la redención Parte 6:           La doctrina de la Iglesia

Parte 7:           La doctrina del futuro

 

Dentro de cada una de estas categorías doctrinales principales se han incluido muchas enseñanzas específicas. Por lo general estas satisfacen por lo menos uno de los siguientes tres criterios: (1) son doctrinas que reciben mayor énfasis en la Biblia; (2) son doctrinas que han sido las más significativas en toda la historia de la Iglesia y han sido importantes para todos los cristianos en toda época; (3) son doctrinas que han llegado a ser importantes para los cristianos en la situación presente en la historia de la Iglesia. Algunos ejemplos de doctrinas de la tercera categoría serían la doctrina de la inerrancia de la Biblia, la doctrina del bautismo en el Espíritu Santo, la doctrina de Satanás y los demonios con referencia en particular a la guerra espiritual, la doctrina de los dones espirituales en la era del Nuevo Testamento y la doctrina de la creación del hombre, como hombre y mujer, en relación a los papeles apropiados de hombres y mujeres hoy. Debido a su pertinencia a la situación contemporánea, doctrinas como estas han recibido mayor énfasis en el volumen presente que en la mayoría de libros de texto tradicionales de teología  sistemática.

 

5.         Doctrinas mayores y menores. La gente a veces pregunta cuál es la diferencia entre una «doctrina mayor» y una «doctrina menor». Los cristianos a menudo dicen que quieren buscar consenso en la Iglesia respecto a las doctrinas mayores, pero también permitir diferencia respecto a las doctrinas menores. He hallado útil la siguiente pauta:

 

Una doctrina mayor es la que tiene un impacto significativo en nuestro pensamiento sobre otras doctrinas o que ejerce un impacto significativo en la manera en que vivimos la vida cristiana. Una doctrina menor es la que tiene poco impacto en cómo pensamos de otras doctrinas o muy poco impacto en cómo vivimos la vida cristiana.

 

Según esta norma, doctrinas tales como la autoridad de la Biblia (cap. 2), la Trinidad (cap. 6), la deidad de Cristo (cap. 14), la justificación por fe (cap. 22) y muchas otras son apropiadamente consideradas doctrinas mayores. Los que no están de acuerdo con el concepto evangélico histórico sobre cualquiera de estas doctrinas tendrán amplias diferencias con los creyentes que afirman estas doctrinas. En contraste, me parece que las diferencias respecto a las formas de gobierno de la iglesia, en cuanto a algunos detalles de la Cena del Señor (cap. 28) o en cuanto al tiempo de la gran tribulación (cap. 32) tienen que ver con doctrinas menores. Los cristianos que difieren respecto a estas cosas pueden concordar tal vez en los demás aspectos doctrinales, y pueden vivir vidas cristianas que no difieren de ninguna manera importante, y pueden tener genuina comunión unos con otros.

 

Por supuesto, hallamos doctrinas que caen en algún punto entre «mayores» y «menores» según esta norma. Esto es natural, porque muchas doctrinas tienen alguna influencia sobre otras doctrinas y la vida, pero podemos diferir respecto a si pensamos que será una influencia

«Significativa». En tales casos los cristianos deben pedir a Dios que les dé sabiduría madura y juicio sano al tratar de determinar hasta qué punto una doctrina debe ser considerada mayor en sus circunstancias en particular.

 

 

Comentarios:

Who's Online

We have 42 guests and no members online

Radio 24 Horas

Aportación

Siguenos

      

Visitas

free counters

Lee la Biblia

Instituto Teológico

 

 

  

Ultimas Noticias

Oración

 

Artículos mas leídos